20 abr. 2009

Belleza, Razón, Deber, Soledad, Patetismo.



¿cuantas cosas estupidas hacemos por no quedarnos solos?

Hay muxas formas de ver y de vivir la vida, y he elegido la más complicada.

Estoy en un ventanal,en casa de mi suegra, mirando a la terraza, veo un tocito de la calle, donde pasan los coches, hoy no pasa mucha gente xk esta lloviendo, acaba de empezar a llover y no tengo ganas de nada solo de escribir y dejar mi mente correr, yo no se si lo que voy a escribir a continuación tendrá muxa lógica, pero me importa poco, solo tengo que pediros perdon a vosotras.

Tengo en mi cabeza 3 mundos paralelos que conviven.

El real, el oscuro y el alegre y perfecto.

El real: es en el que despierto cada mañana muy a mi pesar, en el que todo es demasiado complicado, todo me supuera, no tengo dinero, ni trabajo y los estudios me van fatal. Mi suegra se alegra de mis desgracias y nunka nos vamos a entender. Mi cuerpo es grasa en un 90% y soy demasiado perezosa y cobarde como para cambiarlo. PATETICA!!

El oscuro: el oscuro seria mi mundo perfecto, pero es algo totalmente irreal y por lo tanto imposible de realizar, ya que es un mundo que sólo existe en mi cabeza, lo más parecido que he visto son las películas de Tim Burton. Un mundo es escala de grises, sin patetica gente fingiendo ser feliz, simplemente las cosas como son, sin engaños, ¿por qué todo el mundo tiene que ser feliz? la vida no es eso, para que exista el amor debe existir el odio, y lo mismo pasa con la felicidad y la tristeza. Nos venden un mundo perfecto donde todo el mundo es feliz, pero es igual de real que mi mundo oscuro.

El alegre y "perfecto": el mundo "anuncio". Es el mundo que te venden por todos los lados y aunque lo critico tambien lo deseo, pero ¿es lógico, no? es lo que todos deseamos, y más una chica con episodios anorexicos/bulimicos, que tanto ansiamos la perfección.

19 abr. 2009

Sigo aquí!!!



Si chicas sigo aki, sigo con mi mierda de vida, sigo con todo y con nada, sigo intentando adelgazar por encima de todas las cosas y aun asi sigo siendo una cerda.


Si he estado tanto tiempo sin escribir solo ha sido por verguenza, verguenza a que vean lo fracasada k soy, tengo 17 años (cumplo los 18 en junio) y no tengo nada que merezca realmente la pena, o bueno si, mi novio, y no es obra mia, sino k el solito es asi de perfecto.


Que más contarles mis nenas, intentare ser más positiva aver si de esa manera las fuerzas vuelven a estar conmigo.


un besito muy gordo wapisimas!!!!




6 ene. 2009

El Principio


Siempre he sido una niña gordita. Yo era feliz, no me daba cuenta pero me daba atracones diarios, aparte de las 3 comidas principales comía todo tipo de dulces, chocolates, salchichas con pan, queso...en fin de todo.

Y segui engordando y comiendo hasta que entré en el instituto, de repente se me abrió una nueva realida, una realidad donde yo no encajaba.
Empecé a retraerme, a encerrarme en mi mundo, pues el mundo real era demasiado cruel conmigo, ¿Cual era el problema? El problema era yo!! Tenia grasa por todas partes.

Fui muy progresivamente eliminando las comidas que me eran posibles, por ejemplo el almuerzo y la merienda, pues los hacia fuera de casa, pero siempre tenia atracones y ataques de ansiedad que lo estropeaban todo.

Un día mirando un blog pro-ana y pro-mia (no es que sea partidaria de este movimiento, simplemente me gusta mirarlos) vi todo un manual sobre como tratar con mia, en ese momento me pareció el mejor invento que podía existir, comer todo lo que quieras sin engordar ni un solo gramo, era genial!!

Las primeras veces me costó mucho vomitar, incluso estaba horas para conseguirlo, pero poco a poco esto fué cambiando, cada vez era más y más fácil, más y más rápido incluso más y más discreto pues conseguia acallar todos los sonidos que querian salir de mi garganta.

En esta etapa perdí 6 kg, me puse en 55 kg frente a los 61 kg del inicio.
Ahora mismo estoy en los 57, lo sé, doy asco, que le voy a hacer, soy una cerda y de algún modo siempre lo seré, pero mi meta final son los 45 kg y sé que lo voy a lograr.

Me parece que todas las princesas tenemos nuestro propio porqué, son las historias que nos han traido donde estamos y nos han echo ser lo que somos, y estoy segurisima que todas las recordamos como si estuviesen gravados a fuego. Sólo queria contribuir con mi pequeña historia a esto que, queramos o no, ya nos ha unido.